14 Jul 2020 Comunicado de prensa Aire

La Enmienda de Kigali logra 100 ratificaciones e impulsa la acción climática

Nairobi, 14 de julio de 2020 - La Enmienda de Kigali al Protocolo de Montreal, un acuerdo internacional para reducir el uso de hidrofluorocarbonos (HFC), ha alcanzado un hito: Liberia se convirtió en la nación número 100 en ratificar la enmienda, dando un impulso a la acción climática global.

La Enmienda apunta a una reducción masiva en el uso de HFC, compuestos orgánicos utilizados en acondicionadores de aire y otros dispositivos como refrigerantes alternativos a las sustancias que agotan la capa de ozono, reguladas por el Protocolo de Montreal.  Si bien los HFC no amenazan la capa de ozono, son peligrosos gases de efecto invernadero con un potencial de calentamiento global que puede ser muchas veces mayor al del dióxido de carbono.

Liberia se convirtió en el más reciente país en ratificar la Enmienda, como parte de una tendencia acelerada de naciones que aprueban el tratado y comienzan a trabajar en la eliminación gradual de los gases. Malí fue el primero en ratificar la Enmienda en 2017, seguido por los Estados Federados de Micronesia, Islas Marshall y Ruanda. La Enmienda también fue ratificada por la Unión Europea, junto con la mayoría de sus Estados miembros, como un solo bloque de partes en el Protocolo de Montreal, lo que hizo posible que entrara en vigor el 1 de enero de 2019. Otros países que la han ratificado recientemente incluyen Bangladesh, Sierra Leona, la Santa Sede y Rumania.

“Mientras enfrentamos los impactos de la pandemia, es crucial no olvidarnos de la acción climática", dijo Inger Andersen, directora ejecutiva del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). “El cambio climático podría causar incluso más miseria y disrupción que la COVID-19; tenemos que ser decididos para limitarlo".

“Que la Enmienda de Kigali alcance las 100 ratificaciones es, por lo tanto, una gran noticia. La Enmienda es una herramienta poderosa para mantener nuestro planeta fresco. Agradezco a los Estados que la han ratificado y aliento a los otros 98 a seguir su ejemplo y ayudar a garantizar un futuro más seguro para toda la humanidad ", dijo Andersen.

La Enmienda Kigali requiere una reducción gradual de los HFC en más de 80 por ciento durante los próximos 30 años. Las estimaciones sugieren que las emisiones evitadas para 2100 podrían alcanzar de 5.6 a 8.7 gigatoneladas equivalentes de CO2 por año. En total, equivaldría a más de diez años de emisiones anuales actuales de CO2. Esto evitará hasta 0.4 ° C de calentamiento para fines de siglo.

Reemplazar los HFC también abre la oportunidad de aumentar la eficiencia energética de los equipos de enfriamiento en un 10–50 por ciento, reduciendo significativamente los costos de energía para los consumidores y las empresas.

Reemplazar los HFC también abre la oportunidad de aumentar la eficiencia energética de los equipos de enfriamiento en un 10–50 por ciento, reduciendo significativamente los costos de energía para los consumidores y las empresas Enmienda se basa en el éxito del Protocolo de Montreal, que se estableció en 1987 para proteger la salud humana y el medio ambiente del daño causado por el agotamiento de la capa de ozono.

Con el apoyo universal de 198 partes, el Protocolo de Montreal ha logrado la eliminación de casi 99 por ciento de las sustancias agotadoras del ozono.

La capa de ozono ahora está en camino a la recuperación. Los beneficios del Protocolo incluyen hasta dos millones de casos de cáncer de piel prevenidos cada año para 2030, un estimado de US $ 1.8 billones en beneficios de salud global y casi US $ 460 mil millones en daños evitados a la agricultura y la pesca hasta 2060.

Los esfuerzos de protección del ozono también evitaron un estimado de 135 mil millones de toneladas de emisiones equivalentes de CO2 de 1990 a 2010. En ausencia del Protocolo de Montreal, la temperatura media global del planeta podría haber aumentado más de 2 ° C en 2070, sólo debido al calentamiento provocado por las sustancias que agotan el ozono.

"Cada ratificación de la Enmienda de Kigali nos acerca a replicar el éxito del Protocolo de Montreal en el manejo de sustancias que agotan el ozono", dijo Tina Birmpili, secretaria ejecutiva de la Secretaría del Ozono. “Este éxito se basa en las naciones que trabajan juntas. Estoy encantada de ver 100 ratificaciones y espero muchas más en los próximos meses y años.

NOTAS PARA LOS EDITORES

Sobre la Secretaría del Ozono

La Secretaría del Ozono del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente es la Secretaría del Convenio de Viena para la Protección de la Capa de Ozono y del Protocolo de Montreal relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono. La Secretaría facilita y apoya a las partes del Convenio de Viena y del Protocolo de Montreal en la implementación de acciones para proteger y sanar la capa de ozono y contribuir a la mitigación del cambio climático.

Sobre el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) es la autoridad ambiental líder en el mundo. Proporciona liderazgo y alienta el trabajo conjunto en el cuidado del medio ambiente, inspirando, informando y capacitando a las naciones y a los pueblos para mejorar su calidad de vida sin comprometer la de las futuras generaciones. 

Para más información, por favor contacte a:

Keishamaza Rukikaire, jefa de Noticias y Medios, PNUMA.

Stephanie Haysmith, oficial de Comunicación, Secretaría del Ozono.

.

 

Contenido relacionado