06 Oct 2017 Story Ecosystems

La tecnología de punta impulsa la protección de los rinocerontes

Los rinocerontes en Sudáfrica están hoy más protegidos de la caza furtiva que en cualquier otro momento, gracias a un proyecto financiado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF) que comenzó en 2013. El programa utiliza tecnología de alto nivel para rastrear a los cazadores furtivos y mejorar la gestión de la escenas del crimen.

"El mayor reto ha sido el esfuerzo constante e implacable de los cazadores furtivos", dice Michael Strang, uno de los líderes del programa de protección de rinocerontes de  ONU Medio Ambiente y el GEF. "A pesar de muchas detenciones, los grupos del crimen organizado continúan con sus actividades. El peso sobre los hombres y mujeres que luchan contra este flagelo es incalculable ".

El programa se ha adaptado a las técnicas y tácticas cambiantes utilizadas por los cazadores furtivos.

 "La introducción de equipos de alta tecnología ha demostrado ser la mejor manera de maximizar los escasos recursos humanos en las áreas protegidas donde viven los rinocerontes. Los días de conducir o caminar alrededor de un perímetro se han acabado", relata Strang.

El Departamento de Asuntos Ambientales de Sudáfrica ha desempeñado un papel clave en la promoción de eventos de capacitación y ayudó a adquirir equipo y software.

Mejora de las habilidades forenses

El Laboratorio de Genética Veterinaria de la Universidad de Pretoria es el centro del trabajo forense sobre rinocerontes en el país.

El proyecto del GEF proporcionó parte del financiamiento para el análisis de ADN de cuernos de rinocerontes almacenados o a partir de animales vivos, mientras que el Departamento de Asuntos Ambientales financió el trabajo forense relacionado con matanzas ilegales de rinocerontes. Esto permitió la adquisición de un nuevo laboratorio y de artículos como refrigeradores y kits forenses. Más importante aún, el proyecto hizo posible la formación de técnicos de laboratorio que serán un activo para los años venideros.

 


© Michael Strang/GEF Rhino Team

 

"Como tecnólogo veterinario, rara vez llegamos a ver más allá de la muestra con la que estamos trabajando", dice Naledi Mathole, quien fue contratado justo al salir de la escuela y recientemente ascendido a Gerente de Calidad. "Como empleado del Laboratorio de Genética Veterinaria, existe la oportunidad de ver un panorama más amplio y cómo un poco de ADN puede ser crucial en un caso forense".

Capacitación

La financiación del GEF también permitió capacitar a investigadores de biodiversidad y expertos en gestión de escenas del crimen, la producción de videos de capacitación, el desarrollo de un Curso Avanzado para guardaparques, la capacitación de fiscales y el establecimiento de un coloquio nacional y otro regional de magistrados que incluye a Sudáfrica, Mozambique, Namibia y Lesotho.

Gracias a una alianza con el Fondo para la Vida Silvestre Ambiental, una organización no gubernamental local, y financiación de Estados Unidos, el programa pudo aumentar el número de personal que asistía al curso avanzado de formación de guardabosques de 500 a 1.400. "El entrenamiento está casi terminado y, a juzgar por las respuestas que hemos recibido, ha sido un gran éxito", dice Strang.

 


© Michael Strang/GEF Rhino Team

"Este entrenamiento es muy fructífero y nos ayuda a nosotros, los guardaparques", dice Satara. "Esto nos permitirá hacer siempre arrestos de acuerdo a la ley y a explicarnos de una forma que nos ayude a no perder casos".

Los guardaparques “ven más”

Un mayor financiamiento de Estados Unidos al Fondo para la Vida Silvestre Ambiental también hizo posible la adquisición de equipos como teléfonos inteligentes y capacitar al equipo de lucha contra la caza furtiva Mamba Negra.

Las imágenes enviadas por el equipo van directamente a la herramienta de de soporte “C-More”, lo que permite al jefe de guardaparques ver lo que los Mambas pueden ver y entender los patrones de caza furtiva. En base a esta información, el jefe de guardaparques puede desplegar a las Mambas adonde más son necesarias y reaccionar rápidamente ante las intrusiones y disparos de armas.

"Gracias a el sistema ‘C-more’ los incidentes de denuncia son tratados de forma más fácil y rápida en la sala de operaciones", indica la sargento de Mamba Negra Belinda Mzimba. "Podemos tomar fotos de trampas, cadáveres y pistas, y se la ubicación [se indica] al mismo tiempo. También podemos comunicarnos directamente con la sala de operaciones".


© Michael Strang/GEF Rhino Team

 

"’C-more’ es mucho más rápido que cuando utilizábamos el GPS y los libros de notas", dice el guarparque Lukie Mahlake. "Me siento mucho más seguro con el este sistema porque la sala de operaciones puede ver dónde estamos todo el tiempo y dirigirnos si debemos responder".

"El proyecto también se ha asociado recientemente con Peace Parks Foundation para centrarse en otra iniciativa piloto que utiliza la tecnología de Smart City, redes de área extensa de largo alcance e Internet de las Cosas, y promete cambiar completamente la forma en la que los rinocerontes están protegidos", añade Strang.