18 Dec 2019 Reportaje Ecosystems and Biodiversity

Salvando al ñandú de Darwin, ave emblemática de la Patagonia

Foto de Tompkins Foundation

El ñandú petiso o de Darwin (Rhea pennata) es uno de los habitantes más emblemáticos de la estepa patagónica de Chile y también uno de los más vulnerables.

Esta ave, parecida a un avestruz, no vuela pero puede correr a más de 50 kilómetros por hora gracias a sus patas alargadas y sus grandes alas, que se extienden detrás de su cuerpo.

El ñandú petiso también recibe el nombre de Charles Darwin porque, durante un viaje a la Patagonia, el naturalista inglés estudió las diferencias entre esta especie y su pariente más cercano, el ñandú común (Rhea americana). Ambas aves comparten una parte de sus hábitats.

En décadas pasadas, la caza excesiva, la recolección de huevos, el cambio de uso del suelo para la ganadería y la destrucción de nidos llevaron a la especie al borde de la extinción. Pero en los últimos cuatro años, un innovador programa liderado por Tompkins Conservation ha ayudado a restaurar la población de esta ave icónica.

img
Foto de Tompkins Foundation.

El Centro de Reproducción para la Conservación del Ñandú comenzó a operar en 2015 en el Parque Nacional Patagonia y es parte de un programa de restauración más amplio para contribuir a la recuperación de especies nativas y de sus ecosistemas.

"Este año hemos tenido una temporada de eclosión muy exitosa, con 22 polluelos nuevos en el Parque Nacional Patagonia, en el único centro de reproducción de esta especie en América del Sur", dijo Kristine Tompkins, presidenta de Tompkins Conservation y Embajadora de Áreas Protegidas del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

"En cuatro años de nuestro programa de restauración, se ha triplicado la población de esta especie en peligro de extinción, que llegó a un mínimo de 20 ejemplares en el Parque Nacional Patagonia", agrega.

En mayo de 2019 tuvo lugar la tercera liberación de ñandúes en su hábitat natural como parte de esta iniciativa. 10 individuos fueron llevados a su ecosistema.

"Estamos muy contentos con esta liberación, ya que es un esfuerzo concreto que viene a fortalecer la población silvestre de ñandúes y a asegurar su permanencia a largo plazo”, dijo Cristián Saucedo, director de Vida Silvestre de Tompkins Conservation.

img
En el centro de reproducción de Tompkins Conservation, los técnicos, con la ayuda de ñandús masculinos que desempeñan el papel de padres adoptivos, crían polluelos de los huevos puestos dentro del parque y de huevos incubados en otra zona cercana a Coyhaique. Estos huevos transportados en avioneta garantizarán que la población tenga una diversidad genética saludable. Foto de Tompkins Foundation.

El objetivo del equipo de Tompkins Conservation es aumentar en al menos 30% la población silvestre de ñandúes de Darwin en el Parque Nacional Patagonia. Esta nueva área protegida, creada con una donación de tierra e infraestructuras de Tompkins Conservation, es la única en la región con un hábitat adecuado para la especie, y es el único parque nacional en Chile con un centro de reproducción para especies amenazadas.

La comunidad científica ha advertido cada vez más de la situación crítica y sin precedentes que enfrentan las especies silvestres y los ecosistemas a nivel mundial. El último informe de Evaluación Global del Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (IPBES), determinó que alrededor de un millón de especies de animales y plantas están en peligro de extinción, más que nunca en la historia de la humanidad.

“Ante la crisis de extinción global, la restauración de especies en peligro de extinción es un acto de vital importancia. Además, los ecosistemas funcionales y las áreas protegidas representan una de las estrategias más eficientes y de largo plazo para mitigar la crisis climática”, dice Doreen Robinson, experta en ecosistemas y vida silvestre de Programa de la ONU para el Medio Ambiente.

"El trabajo de restauración de biólogos y especialistas en nuestro equipo es de vital importancia", dice Carolina Morgado, directora ejecutiva de Tompkins Conservation Chile, que también trabaja en la recuperación de poblaciones del puma y de los amenazados ciervos huemul, entre otros.

img
Imagen de Tompkins Foundation.

Para más información, por favor contacte a:

Carolyn McCarthy, coordinadora global de comunicaciones, Tompkins Conservation.