14 Feb 2020 Reportaje Ecosystems and Biodiversity

En gráficos: la temporada de incendios en Australia no ha sido normal

Photo by Wikimedia Commons

Los datos de fuentes satelitales reunidos por la Sala de Situación del Medio Ambiente Mundial del Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA) confirman que los incendios forestales en Australia en los últimos dos meses de 2019 y las primeras seis semanas de 2020 han estado lejos de lo habitual.

2019 fue el segundo año más cálido registrado desde 1880 y Australia registró sus temperaturas más altas en diciembre de 2019.

“La última década fue la más calurosa que se haya registrado. Los científicos nos dicen que las temperaturas del océano ahora están aumentando al equivalente de cinco bombas de Hiroshima por segundo”.- Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres.

image
Temperatura de la superficie global

"La tendencia es muy clara: 37 de los últimos 40 años fueron los más cálidos registrados desde 1880, y los seis años más calientes fueron los últimos seis años", dice Pascal Peduzzi, director de la Base de Datos sobre Recursos Mundiales (GRID) del PNUMA en Ginebra.

"Para aquellos que piensan que Australia siempre está ardiendo, los siguientes gráficos muestran claramente que estos incendios fueron excepcionales", añade.

image
(Incendios registrados por MODIS (NASA), análisis de tendencias, PNUMA/GRID-Ginebra).

El número de incendios en Nueva Gales del Sur se mantuvo bastante constante entre 2003 y 2018, pero aumentó más de tres veces en 2019. 

image
(Incendios detectados por MODIS, comparados con la información de MODIS sobre cubierta terrestre y provincia. Fuentes de datos: NASA, análisis de datos: PNUMA/GRID-Ginebra).

Durante los meses de noviembre y diciembre de 2019 se registró una actividad de incendios forestales mucho mayor a la habitual. Los datos indican que fue principalmente el bosque de hoja perenne el que se incendió.

image
(Análisis PNUMA / WCMC. PNUMA / GRID-Ginebra).

Incluso las áreas protegidas, en su mayoría bosques, se vieron afectadas. El gráfico muestra los incendios detectados por MODIS (NASA), cruzados con la información de provincia, la cobertura terrestre y la Base de Datos Mundial sobre Áreas Protegidas (WDPA).

“Este servicio, accesible a través de la Sala de Situación del Medio Ambiente Mundial del PNUMA, se brinda a todos los países a nivel nacional y de provincias. Identifica las tendencias en la actividad de incendios forestales desde 2003, cuando los datos estuvieron disponibles por primera vez y comenzó el monitoreo. Hemos divido y seccionado los datos basados en satélites sobre incendios forestales en todo el mundo desde 2009 hasta la actualidad. Analizamos los datos de incendios forestales por mes, tipo de cobertura terrestre, área protegida, provincia y nación para producir información valiosa", explica Peduzzi.

Para más información, comuníquese con Pascal Peduzzi: [email protected]