19 Nov 2019 Reportaje Cambio climático

Continúa restauración de corales en las Bahamas tras huracán Dorian

Bahamas view from space. Photo by Coral Vita

Gator Halpern no tiene ninguna duda de que el cambio climático está causando estragos.

El fundador de Coral Vita, Joven Campeón de la Tierra de 2018 por América Latina y el Caribe, ha estado en la primera línea del desastre climático.

Cuando el huracán Dorian golpeó Bahamas este agosto, su equipo, que cultiva corales para la restauración de arrecifes, estaba preparado para un desastre.  "Pero Dorian no fue un huracán normal", asegura Halpern.

“Nuestra granja de corales fue golpeada por una marejada de 17 pies que destruyó la mayor parte de nuestra infraestructura. Perdimos todos los corales y hemos encontrado los tanques de cría a 35 millas al este de nuestras instalaciones. Muchas de las casas de nuestros vecinos y amigos quedaron completamente destruidas y gran parte de la isla estaba bajo el agua”, relata.

image
Antes de la llegada de Dorian, los visitantes podían conocer más sobre los arrecifes de coral en las instalaciones de Coral Vita. Foto deCoral Vita

Coral Vita está creando un modelo de restauración de arrecifes para proteger los corales amenazados y los valiosos servicios que ellos proporcionan. En su granja basada en tierra, el crecimiento de los corales se acelera hasta 50 veces, al tiempo que se mejora su resistencia al calentamiento y la acidificación de los océanos.

Las instalaciones son un modelo comercial destinado a mantener la restauración a gran escala y servir como centro de atracción, educación y ecoturismo para las comunidades locales.

Cuando llegó el huracán, Coral Vita entró en acción. El equipo preparó un gran camión lleno de motosierras, herramientas eléctricas y otros suministros para ayudar directamente a las personas necesitadas tan pronto como pasó la tormenta.

A través de un esfuerzo de recaudación de fondos, se destinó dinero a medicamentos, primeros auxilios, agua, generadores eléctricos, alimentos enlatados, productos higiénicos y otros elementos esenciales. “Hicimos todo lo posible para ayudar a quienes lo habían perdido todo. Después de suministrar bienes cruciales, hicimos la transición de los fondos restantes a esfuerzos de reconstrucción y ayuda a largo plazo”, dice Halpern.

"En los últimos 12 meses, desde que gané el premio de UNEP, pudimos ver a Coral Vita realmente cobrar vida. Cuando comenzamos el programa de Jóvenes Campeones nuestra granja de corales estaba en las primeras etapas de construcción”, explica.

“Sabíamos lo que queríamos hacer, pero estábamos comenzando a construir la estructura física y comercial que podía convertir esa idea en realidad. Desde entonces, terminamos de construir una hermosa granja de corales, una atracción de ecoturismo y un centro educativo”, relata.

image
La granja de restauración de corales abrió sus puertas pocos meses antes de la llegada de Dorian a las Bahamas. Foto de Coral Vita

Abrimos las instalaciones con gran alegría y comenzamos a cultivar corales, dar giras y organizar regularmente viajes de campo para escolares. Las cosas iban muy bien. Teníamos 20 especies diferentes de corales creciendo y las operaciones turísticas a punto de aumentar cuando el huracán Dorian azotó el norte de Bahamas con una fuerza sin precedentes", relata.

Ahora el equipo se está enfocando en volver a poner la granja en pie.

"Hay un largo camino por recorrer tanto para Coral Vita como para las Bahamas en general. Ahora estamos reconstruyendo la granja en Freeport y volveremos mejores que nunca, en un futuro cercano", dice Halpern.

Como parte del renacimiento de Coral Vita después de la tormenta, el equipo abrió recientemente Coral Vita Conservancy, una rama sin fines de lucro que abre la puerta a nuevas oportunidades.

“Esta tormenta es un excelente ejemplo de por qué necesitamos proteger, restaurar y crear ecosistemas costeros resistentes que puedan adaptarse al cambio climático, proteger a las comunidades de los desastres naturales y proporcionar medios de vida a las poblaciones locales”.

"A largo plazo, Coral Vita continuará trabajando para que eso suceda en Las Bahamas y en otros lugares del mundo", asegura Halpern.

Los arrecifes de coral brindan múltiples beneficios a 500 millones de personas a través de la pesca y el turismo, y su contribución a la economía global se estima en US $ 1 billón. Pero estos ecosistemas están gravemente amenazados, y, si no tomamos medidas en materia de cambio climático, 90% de los corales podría morir para 2050.

image
Esfuerzos de reconstrucción posteriores al huracán Dorian. Foto de Coral Vita

De acuerdo con Gabriel Grimsditch, oficial de gestión de programas de la rama de ecosistemas marinos y costeros del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP), los eventos climáticos extremos ponen en evidencia la vulnerabilidad de los arrecifes de coral y los esfuerzos de restauración.

“Encomiamos la resistencia de Coral Vita ante la adversidad. El daño causado por el huracán resalta los desafíos que enfrentan los proyectos de restauración de coral en todo el mundo”, dice Grimsditch.

"Dadas las proyecciones para el cambio climático actual y futuro, es imperativo que invirtamos en investigación sobre tecnología de restauración de corales replicable, rentable y climáticamente inteligente", añade.

“Actualmente estamos en la fase de investigación y desarrollo para la restauración de arrecifes de coral en todo el mundo, por lo que esfuerzos como los de Coral Vita son valiosos y proporcionan lecciones y conocimientos importantes a la comunidad global”, agrega Grimsditch.

¿Tienes lo que se necesita para ser un Joven Campeón de la Tierra? Las aplicaciones de la edición 2020 abren en enero. Los solicitantes serán parte de nuestra comunidad de líderes ambientales.

El premio Jóvenes Campeones de la Tierra, impulsado por Covestro, es la iniciativa principal de UNEP para involucrar a la nueva generación en la lucha contra los desafíos ambientales más acuciantes de nuestro planeta.