25 May 2018 Statement Derechos y gobernanza ambiental

Declaración en respuesta al asesinato de líderes indígenas guatemaltecos

ONU Medio Ambiente observa con gran preocupación los recientes asesinatos y la escalada de violencia contra comunidades indígenas de Guatemala. Esta población está planteando preocupaciones legítimas sobre proyectos mineros e hidroeléctricos que –consideran-- amenazan su forma de vida y los han expulsado de sus tierras.

Determinar responsabilidades es imperativo. ONU Medio Ambiente acoge con satisfacción la investigación de los recientes asesinatos de Mateo Chamán Paau y José Can Xol, miembros del Comité Campesino de Desarrollo del Altiplano, y de Luis Marroquín, líder del Comité de Desarrollo Campesino.

ONU Medio Ambiente comparte las preocupaciones expresadas por Victoria Tauli-Corpuz, Relatora Especial de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, acerca de la vulnerabilidad de los indígenas en Guatemala.

Los derechos a la tierra que están garantizados en el artículo 67 de la Constitución guatemalteca deben ser cumplidos por el Gobierno y respetados por las empresas. Además, la Constitución de Guatemala establece la libertad de reunión y el derecho a la manifestación pública.

El asesinato de indígenas que viven en la primera línea de la protección ambiental es inaceptable. Se debe poner a disposición de las comunidades indígenas y locales un espacio para hablar y actuar sobre las cuestiones intrínsecas a sus derechos ambientales y humanos.

ONU Medio Ambiente promueve una mayor protección para los defensores del medio ambiente y la tierra, y reconoce y se basa en el trabajo clave que realizan los actores de la sociedad civil y las partes interesadas o afectadas. Nuestro trabajo en esta materia se basa en el derecho ambiental internacional, incluidos los instrumentos y resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas.

Sobre esta base, ONU Medio Ambiente pide que la violencia contra los activistas por los derechos territoriales cese inmediatamente y que se garantice la seguridad de los líderes de los grupos defensores de estos derechos.

Erik Solheim

Director Ejecutivo, ONU Medio Ambiente