18 Jun 2018 Story Climate change

Un clima más cálido podría reducir el valor nutricional del arroz

Reuters

Cientos de millones de personas en Asia dependen del arroz no solo como alimento básico sino también como su principal fuente de nutrición. Pero el arroz que consumen será menos nutritivo debido al aumento de los niveles de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera, sugiere una nueva investigación.

El estudio encontró que el arroz expuesto a niveles elevados de CO2 contiene cantidades más bajas de varios nutrientes importantes.

Actualmente, los niveles de CO2 en la atmósfera son de aproximadamente 410 partes por millón, por encima de las 350 partes por millón que hubo en la década de 1980, esto en gran parte debido a la quema de combustibles fósiles. Los investigadores, explica un artículo del New York Times, analizaron cómo los cultivos respondían a un escenario de 580 partes por millón, lo que podría ser difícil de evitar si no hay cambios drásticos a finales de este siglo

La investigación incluyó la exposición experimental de campos de arroz en China y Japón a los mismos niveles elevados de dióxido de carbono que se esperan en todo el mundo a finales de este siglo.

¿Cuáles son los hallazgos de la investigación?

Los científicos descubrieron que la composición química de una planta depende del equilibrio del dióxido de carbono que absorbe del aire y de los nutrientes que toma del suelo. Si se altera esta relación, la planta puede cambiar de maneras inesperadas.

"Se observó una fuerte correlación entre los efectos del aumento de CO2 en el contenido de vitaminas, en función de la fracción molecular de nitrógeno dentro de las vitaminas", dice el estudio.

"Los potenciales riesgos para la salud asociados con los déficits de proteínas, minerales y vitaminas en arroz inducidos por el CO2 se correlacionaron con un producto interno bruto per cápita más bajo para los países con mayor consumo de arroz, lo que sugiere posibles consecuencias para una población global de aproximadamente 600 millones", concluye.

"Utilizamos experimentos FACE (enriquecimiento de CO2 en el aire libre) in situ, multianuales y en múltiples ubicaciones, en 18 líneas de arroz genéticamente diversas, incluidos japónica, indica e híbridos actualmente cultivados en toda Asia", escriben los autores.

"Aunque estos experimentos de enriquecimiento de CO2 indican la amenaza del cambio climático para la seguridad nutricional, los programas de mejoramiento de arroz en todo el mundo se reproducen y seleccionan bajo condiciones de aumento de CO2 y muchos son conscientes de la necesidad de mantener e incrementar la concentración de nutrientes en las variedades de arroz recién lanzadas", dice Oliver Frith, Jefe de Desarrollo de Negocios en el Instituto Internacional de Investigación del Arroz.

image
Foto: Reuters

Desafíos futuros

El arroz es la principal fuente de alimentos para 3.500 millones de personas y la producción tendrá que aumentar significativamente para 2050 para satisfacer la demanda mundial. Un desafío es la probable escasez de agua para la producción de arroz debido a la competencia por el recurso, la degradación ambiental y los efectos del cambio climático.

Otro enigma para los legisladores es que el arroz también es responsable de 9% a 11% de las emisiones mundiales de metano, un potente gas de efecto invernadero. Esto podría ser importante, debido a que por cada mil millones de personas agregadas a la población mundial, se necesitan producir 100 millones de toneladas adicionales de arroz cada año.

El metano atmosférico (CH4) es reconocido como uno de los gases de efecto invernadero más importantes y puede ser responsable de 20% del calentamiento global anticipado.

"Sabemos que concentraciones más altas de CO2 atmosférico pueden conducir a reducciones significativas en la cantidad de zinc, hierro y proteína en cultivos básicos como el arroz", dice Montira Pongsiri, exjefa de la Comisión Rockefeller-Lancet sobre Salud Planetaria. "En Asia y el Pacífico, esto tiene implicaciones importantes para la seguridad nutricional; de hecho, este es un problema de inseguridad nutricional para las comunidades de la región", añade.

El trabajo de ONU Medio Ambiente

En octubre de 2017, ONU Medio Ambiente y el Instituto Internacional de Investigación del Arroz firmaron un acuerdo de asociación para promover tecnologías climáticamente inteligentes e innovadoras para la producción de arroz en los países en desarrollo.

Además, un consorcio de múltiples partes interesadas liderado por ONU Medio Ambiente y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en asociación con el Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible, está desarrollado un proyecto propuesto por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF), denominado Paisajes Inclusivos de Arroz y Sostenible - asegurando múltiples beneficios ambientales y mejorando el bienestar de los agricultores.

"El programa se basa en los esfuerzos de la Plataforma de Arroz Sostenible, auspiciada por ONU Medio Ambiente y sus 87 miembros institucionales, para trabajar con los gobiernos y los actores de la cadena de valor para impulsar mejores prácticas climáticamente inteligentes y tecnologías innovadoras que reduzcan la huella ambiental del sector, así como para beneficiar el bienestar de los agricultores", dice el experto en ecosistemas de ONU Medio Ambiente Max Zieren.

Los actores mencionados anteriormente organizarán un evento paralelo durante la Asamblea del GEF en Da Nang, Vietnam, el 25 de junio, para presentar esta nueva iniciativa.

Para más información: Max Zieren zieren [at] un.org o William Wyn Ellis (Coordinador, Plataforma de Arroz Sostenible) ellisw [at] un.org.