28 Jan 2019 Story Derechos y gobernanza ambiental

Países debaten la necesidad de un pacto mundial por el medio ambiente

La primera sesión sustantiva sobre el Pacto Mundial por el Medio Ambiente tuvo lugar en la sede de las Naciones Unidas en Nairobi en enero de 2019. Los Estados deliberaron sobre los hallazgos del informe del Secretario General de la ONU, “Brechas en el derecho ambiental internacional y los instrumentos relacionados con el medio ambiente: hacia un pacto mundial por el medio ambiente", y debatieron sobre la necesidad de un nuevo tratado global en esta materia.

En la actualidad, existen alrededor de 1.500 marcos, tratados, acuerdos y organismos ambientales, lo que para muchos países representa un panorama fragmentado del derecho ambiental. Esto a su vez puede hacer que la cooperación y la comunicación entre los diversos cuerpos ambientales sean difíciles y a menudo ineficientes.

El pacto mundial propuesto tiene como objetivo crear coherencia, claridad y consenso mediante la creación de un instrumento legalmente vinculante para todos los países, que describa las normas y principios sobre el derecho ambiental internacional. Este sería el primer instrumento internacional que cubre todo el sector de medio ambiente.

Durante la reunión de cinco días del Grupo de trabajo especial de composición abierta, los Estados Miembros argumentaron a favor y en contra de la necesidad de un pacto mundial sobre el medio ambiente y compartieron sus perspectivas sobre las conclusiones del informe del Secretario General de las Naciones Unidas. Muchas delegaciones acogieron con satisfacción el reporte, mientras que otras trataron de garantizar un debate más amplio dirigido por los Estados Miembros.

Las discusiones y reflexiones de los países incluyeron:

  • La consideración de principios nuevos y emergentes (como los enfoques de equidad intergeneracional, democracia ambiental y sistema terrestre), incluidos algunos ya incorporados en instrumentos ambientales regionales, y de los principios que necesitan actualización o calificación.
  • Las ventajas de un marco normativo general para el derecho ambiental internacional, y las ventajas de la especialización en los acuerdos ambientales multilaterales (MEAs, por sus siglas en inglés).
  • Los vínculos entre la implementación del derecho ambiental internacional y los medios de implementación.
  • Las relaciones entre el mandato del Grupo de trabajo especial, la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible
  • Si se ha empezado a plantear el caso de incorporar todos los principios del derecho ambiental internacional en un nuevo instrumento internacional (como el pacto mundial)

Las conversaciones se extendieron durante toda la semana y las delegaciones buscaron aclarar numerosos temas para desarrollar sus posiciones.

En los debates también se expresó la necesidad de garantizar que un nuevo instrumento internacional no debilite las normas y procesos ambientales internacionales existentes. Algunos Estados Miembros expresaron su preocupación por el contenido del informe del Secretario General, y pidieron información más actualizada y el uso de pruebas empíricas. Al menos un país mencionó que el informe va más allá del mandato del Grupo de trabajo especial.

Los copresidentes de la sesión tomaron nota de la discusión constructiva, abierta, transparente e inclusiva, con el acuerdo de que el trabajo del grupo especial no deberá socavar los instrumentos, órganos y procesos existentes, y deberá basarse en el consenso, con vistas a un resultado pragmático.

Una segunda sesión sustantiva para continuar este proceso tendrá lugar del 18 al 20 de marzo de 2019. Su programa se basará en la "Discusión de posibles opciones para abordar posibles brechas en el derecho ambiental internacional y los instrumentos relacionados con el medio ambiente, según corresponda".

Lea los documentos de la sesión sustantiva aquí

Para más información, por favor contacte a [email protected].