18 Mar 2019 Story Ecosystems

Nueva área marina protegida en la isla Ascensión será una zona libre de pesca

La isla Ascensión, en el sur del océano Atlántico, estará rodeada de una nueva área marina protegida dos veces más grande que el Reino Unido.

El área de conservación alrededor del territorio británico de ultramar será de 443.000 kilómetros cuadrados y ayudará a la conservación de especies como la tortuga verde, el pez espada, el tiburón, el atún, el marlín y aves como los fregata y los charranes.

“Me complace saber que el Reino Unido ha escuchado nuestro llamado para proteger completamente las aguas alrededor de la isla Ascensión, una joya en el océano Atlántico. Proteger 30% de los océanos del mundo no tiene por qué ser un sueño”, dijo Lewis Pugh, Embajador de los Océanos de ONU Medio Ambiente. Actualmente, las áreas marinas protegidas cubren el 7,6% del océano global.

Pugh visitó la isla Ascensión cuando era un niño y asegura que nunca olvidará ver a los tiburones dando vueltas a su bote, a las tortugas verdes poniendo huevos y la abundante vida silvestre.

"La isla Ascensión es un caso aislado de extraordinaria abundancia en medio de un mar de declive", añadió, y agradeció a la Blue Marine Foundation, la Real Sociedad para la Protección de las Aves, la coalición Great British Oceans, organizaciones no gubernamentales, científicos, funcionarios públicos y políticos que hicieron posible la medida.

El canciller británico Philip Hammond aprovechó su declaración de primavera para anunciar el apoyo del Gobierno al llamado del Consejo de la Isla Ascensión para designar todas sus aguas como un área marina protegida, sin pesca permitida.

La medida es parte del programa Blue Belt (Cinturón Azul) del país para proteger millones de kilómetros cuadrados de océanos en sus territorios de ultramar. El Secretario de Medio Ambiente, Michael Gove, dijo: "Con un territorio marino que se extiende por todo el mundo, el Reino Unido está en una posición única para liderar el camino en la protección de los océanos y la preciosa vida marina del mundo”.

"El progreso de hoy hacia la protección total de todas las aguas de la isla Ascensión es un paso importante para la expansión de nuestro Cinturón Azul y la protección de un tercio de los océanos del mundo para 2030. Espero que los países de todo el mundo sigan el ejemplo", añadió.

Las áreas marinas protegidas son una herramienta importante para conservar la biodiversidad de los océanos. Se estima que dentro de estas zonas de conservación las poblaciones de peces pueden ser hasta siete veces mayores que en el resto del mar.

"Las intervenciones ambiciosas para proteger ecosistemas marinos y costeros como los de la isla Ascensión son extremadamente útiles, no solo por la biodiversidad única que albergan, sino también por su valiosa contribución a la salud y las funciones del océano. En esencia, son una solución efectiva, basada en la naturaleza, que contribuye a la acción climática", dijo el especialista marino de ONU Medio Ambiente Ole Vestegaard.