19 Sep 2018 Story Air

Las matrículas verdes, una idea para estimular el uso de vehículos limpios

Recharging an electric car in Finnoey, Norway. Photo by REUTERS/Alister Doyle

Asignar matrículas verdes a vehículos eléctricos y de bajas emisiones puede alentar a las personas a comprar y usar automóviles menos contaminantes.

El 9 de septiembre de 2018, el gobierno del Reino Unido anunció que está analizando la introducción de un esquema de matrículas verdes para vehículos de bajas emisiones.

"Agregar una insignia de honor a estos nuevos vehículos limpios es una forma brillante de ayudar a aumentar la conciencia sobre la creciente popularidad de estos automóviles en el Reino Unido y podría alentar a las personas a usarlos dentro de su propia rutina de viaje", dijo Chris Graying, Secretario de Transporte del Reino Unido.

En China y Canadá ya se usan placas verdes para diferenciar los vehículos de bajas emisiones. Este esquema puede ayudar al funcionamiento de incentivos locales específicos para los automóviles de bajas emisiones. Por ejemplo, puede permitir a estas unidades el acceso a carriles exclusivos, áreas de carga, estacionamientos subsidiados o zonas de emisiones ultra bajas.

Noruega tiene en vigor un esquema similar mediante el cual las matrículas de los vehículos eléctricos o que funcionan con combustibles alternativos están prefijadas con las letras EK o EL. El año pasado, las ventas de autos eléctricos e híbridos en Noruega superaron a las de los vehículos de combustión fósil, consolidando así la posición del país como líder mundial en la reducción de emisiones a partir de los vehículos.

Uno de los mayores desafíos para la adopción generalizada de vehículos eléctricos es la llamada "ansiedad de alcance", es decir, el temor de los conductores a no tener suficiente energía eléctrica para llegar a su destino. Por eso es vital que los países desarrollen una infraestructura de carga. El desarrollo de dicha red puede ser particularmente desafiante en países con grandes distancias por cubrir.

"La contaminación del aire es la mayor emergencia de salud pública de nuestro tiempo. Incentivos como las matrículas verdes para vehículos con bajas emisiones pueden ser de gran ayuda para fomentar la migración a vehículos eléctricos. Y cuando hagamos esta transición, todos respiraremos un aire mucho más limpio ", dijo Joyce Msuya, Directora Ejecutiva Adjunta de ONU Medio Ambiente.

El Reino Unido organizó la primera Cumbre mundial sobre vehículos cero emisiones del 10 al 12 de septiembre de 2018 para debatir sobre el desarrollo y la adopción de vehículos con cero emisiones. El evento reunió a ministros, líderes de la industria y representantes del sector en todo el mundo para abordar las emisiones de carbono y encontrar formas de mejorar la calidad del aire.

¿Qué nos está haciendo la contaminación del aire?

Según la Organización Mundial de la Salud, siete millones de personas mueren cada año a causa de la contaminación atmosférica, tanto en interiores como en exteriores. Las muertes y las enfermedades causadas por la polución del aire se deben en gran medida a pequeñas partículas invisibles en el aire, conocidas como material particulado, que pueden ser tan pequeñas como una molécula.

Estas partículas venenosas pueden contener contaminantes como carbón negro (hollín), sulfatos o plomo. Las más pequeñas son las más letales: las denominadas PM2.5, que tienen un diámetro de 2.5 micras o menos, y las PM10, que tienen un diámetro de 10 micras o menos. Estos pequeños asesinos se filtran en nuestros cuerpos y se alojan en los pulmones, el torrente sanguíneo y el cerebro.

La contaminación del aire no solo mata. También contribuye a otras enfermedades, obstaculiza el desarrollo y causa problemas de salud mental. En general, afecta la salud humana y el crecimiento económico.

Muchos de los contaminantes también causan el calentamiento global, como el carbón negro, que emana de los motores diésel, la quema de basura y algunas estufas. Si redujéramos las emisiones de estos gases, podríamos disminuir el calentamiento global hasta en 0,5°C en las próximas décadas.

Iniciativa de movilidad eléctrica de ONU Medio Ambiente

La iniciativa de movilidad eléctrica de ONU Medio Ambiente trabaja con los países, especialmente con las economías emergentes, para pasar de los combustibles fósiles a los vehículos eléctricos, incluidos los autobuses, los vehículos de 2 y 3 ruedas y los vehículos ligeros.

El sector del transporte de hoy día depende casi por completo de los combustibles fósiles, pero esto no tiene que ser así. Liderando con el ejemplo, países como Noruega y China han establecido políticas para apoyar el uso de vehículos eléctricos, con un éxito visible y cuantificable. Esas prácticas deben ampliarse y reproducirse en todo el mundo.

ONU Medio Ambiente utiliza su amplia red de aliados y sus contactos nacionales para promover la movilidad eléctrica con un enfoque especial en el desarrollo de políticas nacionales y subnacionales de movilidad eléctrica, y convoca a las partes interesadas a trazar estrategias regionales y hojas de ruta. También apoya las demostraciones piloto y facilita el intercambio de mejores prácticas y opciones de tecnología limpia.

Respira la Vida: una campaña global por un aire limpio

La campaña global #RespiraLaVida, liderada por la Organización Mundial de la Salud, ONU Medio Ambiente y la Coalición Clima y Aire Limpio, está apoyando una gama de iniciativas que cubren 39 ciudades, regiones y países, con más de 80 millones de habitantes.

Al instituir políticas y programas para frenar las emisiones del transporte y la energía, y para promover el uso de energía limpia, las ciudades están liderando el cambio y mejorando las vidas de un gran número de personas.

Respira la Vida: Yo conduzco un vehículo eléctrico