19 Jan 2018 Story Disasters & conflicts

Grupos armados amenazan a los mamíferos icónicos de África central

Solo hace tres décadas miles de elefantes caminaban majestuosamente a través de las áreas de conservación de la vida silvestre de África central. Hoy día, su población ha sido diezmada. En lugares como el Parque Nacional de Garamba, en la República Democrática del Congo, se estima que quedan entre 1.100 y 1.400 elefantes, frente a los 20.000 que había en los años ochenta.

La realidad parece ser aún más sombría para los animales terrestres más altos del mundo. La jirafa Kordofán está en la mira de los cazadores furtivos y otros grupos armados por el atractivo de su cola, usada para crear espantamoscas, un símbolo de autoridad entre muchas sociedades africanas. En consecuencia, solo alrededor de 40 jirafas permanecen en el parque Garamba.

Este flagelo se refleja en un informe publicado el mes pasado por la ONG Traffic, que advierte del impacto negativo de los grupos armados en la vida silvestre de África Central.

Eastern chimpanzee
La población del chimpancé oriental en la República Democrática del Congo ha declinado al menos 80%. (Imagen vía)

"Está claro que la caza furtiva organizada y el tráfico de vida silvestre por parte de actores armados no estatales (grupos armados, milicias y cazadores furtivos altamente militarizados) está amenazando seriamente la supervivencia de algunas de las especies más icónicas de la región, especialmente los elefantes y las jirafas ", indica el informe de Traffic, “Una evaluación de la caza furtiva y el tráfico de vida silvestre en el paisaje transfronterizo Garamba-Bili-Chinko”.

El informe se centra en tres áreas de conservación en la República Centroafricana y la República Democrática del Congo, pero los cazadores furtivos también están activos en el Parque Nacional Lantoto de Sudán del Sur, que se encuentra justo al otro lado de la frontera de Garamba. Algunos de los grupos armados no estatales que operan en la región son la milicia Janjaweed de Sudán, el Ejército de Resistencia del Señor de Uganda, los combatientes rivales Anti Balaka y Seleka de la República Centroafricana, así como la Liberación del Pueblo en Oposición de Sudán y los cazadores furtivos.

Esto ha hecho de la conservación una tarea peligrosa. En octubre de 2016, tras un llamamiento de los gerentes de los parques de la región, la Unión Europea organizó un taller para debatir sobre las mejores formas de apoyar la conservación, proporcionar seguridad y ayudar a reconstruir la frágil economía local.

Los chimpancés tampoco se han librado de la embestida de los grupos armados. El informe explica que la población de chimpancés orientales en el este de la República Democrática del Congo ha disminuido entre 80% y 98%, principalmente debido a la caza furtiva de carne de animales silvestres. Esto se atribuye a la demanda de los campamentos de mineros artesanales y madereros, “donde la carne de caza suele ser la principal fuente de proteínas".

"Fortalecer el papel de las comunidades locales en el manejo de la vida silvestre debe ser el centro de cualquier estrategia para combatir el comercio ilegal de vida silvestre y asegurar la biodiversidad para el futuro"

El doble efecto de una nutrición insuficiente, junto con la contaminación derivada de la minería, solo puede exacerbar las amenazas para la biodiversidad de la región. Este panorama podría desencadenar una espiral descendente que ponga en peligro los medios de subsistencia futuros de numerosas comunidades locales.

"La importancia de involucrar a las comunidades locales en la lucha contra la caza furtiva y la mejora de sus medios de vida alternativos ha sido ampliamente reconocida en diversos foros nacionales, regionales y mundiales", dice Bianca Notarbartolo, de ONU Medio Ambiente. "Pero tales compromisos deben venir acompañados de una implementación efectiva".

"Fortalecer el papel de las comunidades locales en el manejo de la vida silvestre debe ser el centro de cualquier estrategia para combatir el comercio ilegal de vida silvestre y asegurar la biodiversidad para el futuro", agregó.

Para Traffic, todavía hay motivos de esperanza. "Afortunadamente, hay agencias de conservación dedicadas y competentes sobre el terreno, y estas organizaciones deben contar con el pleno apoyo (financiero, logístico y político) para que puedan continuar defendiendo la vida silvestre y el ecosistema [regional] frente a las enormes presiones que se ejercen actualmente sobre ellos", indica la organización en el informe.

También recomienda la promoción de campañas de información pública para destacar las especies en peligro de extinción y otras especies protegidas, la legislación, la aplicación de la ley y cómo funciona la corrupción. También aboga por una investigación detallada sobre el tráfico de vida silvestre en el sudeste de la República Centroafricana, y el apoyo a los medios de vida alternativos de las comunidades y a la cooperación transfronteriza entre los estados afectados.

En mayo de 2016, ONU Medio Ambiente y otros socios del sistema de las Naciones Unidas lanzaron la campaña Feroz por la Vida, que ha estado sensibilizando, promoviendo la promulgación y aplicación de leyes, y elevando el apoyo a los esfuerzos de las comunidades locales para detener el comercio ilegal de vida silvestre. Los elefantes y los rinocerontes se encuentran entre las especies destacadas por la campaña.

Rhinos
Los rinocerontes son una de las especies amenazadas de extinción en África central. (Imagen vía)

Datos importantes

  • Garamba, uno de los parques nacionales más antiguos de África, creado en 1938, ha experimentado la caza furtiva de rinocerontes y elefantes.
  • Desde 1996, Garamba figura en la lista del Patrimonio Mundial en Peligro de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).
  • El último avistamiento de rinocerontes en el parque fue en 2006, pero Garamba aún alberga una de las poblaciones de elefantes viables más importantes de la República Democrática del Congo.
  • El área protegida Bili Ouele es un sitio muy importante para el chimpancé oriental. También alberga al gato dorado africano, el antílope bongo, el búfalo, el antílope eland gigante, el hipopótamo y el leopardo.
  • El área transfronteriza Chinko está rodeada por el territorio que ocupa la milicia de la República Centroafricana, los cazadores furtivos de la República Democrática del Congo y Sudán del Sur, y por comunidades de pastores, principalmente de Chad y Sudán. El área está deshabitada y es el hogar de más de 75 especies de mamíferos, incluidos chimpancés y elefantes.