28 Jul 2015 Story Green economy

El PNUMA y Brasil anuncian un proyecto de investigación para gestionar los riesgos del mercurio

Brasilia, 28 de Julio de 2015 – El Ministerio de Medio Ambiente de Brasil (MMA) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) lanzaron hoy un nuevo proyecto de investigación para ayudar a gestionar los riesgos ambientales para la salud derivados del mercurio.

El proyecto, Desarrollo de la Convención de Minamata sobre el Mercurio - Evaluación Inicial en Brasil, tiene como objetivo facilitar la ratificación e implementación de la Convención de Minamata, proporcionando a los principales actores interesados de Brasil los conocimientos científicos y técnicos para proteger la salud humana y el medio ambiente frente a las emisiones y emanaciones del mercurio y sus compuestos.

Los impactos del mercurio en el sistema nervioso humano son conocidos desde las épocas griega y romana. Sus potenciales impactos incluyen trastornos de la tiroides y hepáticos, irritabilidad, temblores, alteraciones de la visión, pérdida de memoria y problemas cardiovasculares.

"La Convención de Minamata allana el camino hacia una mayor cooperación internacional en relación a la contaminación por mercurio y a los esfuerzos mundiales para eliminar una grave amenaza para la salud y ambiental en las vidas de personas en todo el mundo", dijo Achim Steiner, Sub-Secretario General de las Naciones Unidas y Director Ejecutivo del PNUMA.

"La ratificación e implementación de la Convención son cruciales para fomentar una rápida acción en países como Brasil, que emite a la atmósfera alrededor de 50 toneladas de mercurio cada año - por no hablar de una exposición mayor en áreas como la minería de oro artesanal o pequeña escala", añadió. "Este proyecto conjunto cuantificará las emisiones al agua y a la tierra, y permitirá una acción dirigida a eliminar el uso del mercurio en consonancia con la Convención."

Según la Asociación Brasileña de la Industria Química (ABIQUIM), Brasil es la séptima economía mundial en el sector químico. Aunque Brasil tiene varios estudios ambientales relativos a los medios atmosféricos, acuáticos, terrestres y bióticos, la mayoría de los datos se refieren solo al uso de mercurio en la extracción de oro artesanal y de pequeña escala.

Además, Brasil tiene una limitada experiencia en la recolección y el almacenamiento por separado de mercurio y residuos de mercurio, como los que se encuentran en las bombillas. Brasil consume anualmente 300 millones de bombillas, de los cuales solo 16 millones son reciclados correctamente.

Las evaluaciones realizadas en el proyecto tendrán en cuenta además cómo las poblaciones más vulnerables y excluidas se ven particularmente afectadas por las emisiones de mercurio y hará recomendaciones sobre políticas públicas y leyes para protegerlas.
El proyecto tiene una duración de dos años con un costo total de 2,5 millones de USD, de los cuales 820.000  USD son financiados por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM).
"El país ha señalado que la disponibilidad de datos es un reto importante en el diseño de estrategias adecuadas para la reducción y el control del mercurio y, por tanto, la amplia experiencia del PNUMA en evaluaciones de mercurio facilitará este proceso con el fin de identificar los retos, las necesidades y oportunidades nacionales en este sector", explicó Denise Hamu, Representante del PNUMA en Brasil.

NOTAS PARA LOS EDITORES

El mercurio y la salud humana
El mercurio puede dañar seriamente la salud humana y es una particular amenaza para el desarrollo de los fetos y los niños pequeños. Afecta a los seres humanos de diversas maneras. Como vapor, se absorbe rápidamente en el torrente sanguíneo cuando se inhala. Daña el sistema nervioso central, la tiroides, los riñones, los pulmones, el sistema inmunológico, los ojos, las encías y la piel. Los trastornos neurológicos y de conducta pueden ser también signos de contaminación por mercurio, con síntomas que incluyen temblores, insomnio, pérdida de memoria, efectos neuromusculares, dolores de cabeza, y disfunción cognitiva y motora. En la juventud puede causar daño neurológico con síntomas tales como retraso mental, convulsiones, pérdida de visión y audición, retraso en el desarrollo, trastornos del lenguaje y la pérdida de memoria. En casos extremos, se dan casos de locura, parálisis, coma y muerte.

El mercurio y el medio ambiente
El mercurio se concentra a medida que asciende en la cadena alimentaria, alcanzando su nivel más alto en los peces depredadores, como el pez espada y el tiburón, que pueden ser consumidos por los seres humanos. También puede impactar seriamente en los ecosistemas, con efectos en la reproducción de aves y mamíferos depredadores. Las emisiones atmosféricas de mercurio tienen gran movilidad a nivel mundial, mientras que las emanaciones de mercurio acuáticas son más localizadas.

El mercurio en el agua se hace biológicamente más peligroso y finalmente parte del mismo se evapora en la atmósfera. Una vez depositado en suelos y sedimentos, el mercurio cambia su forma química, principalmente a través del metabolismo de bacterias u otros microorganismos, y se convierte en metilmercurio, la forma más peligrosa para la salud humana y el medio ambiente. El metilmercurio representa al menos el 90 por ciento del mercurio en el pescado.

La Convención Minamata
La Convención de Minamata, aprobada el 10 de octubre de 2013 en la ciudad japonesa de Kumamoto y nombrada como el lugar donde miles de personas fueron envenenadas por mercurio a mediados del siglo XX, cuenta con 128 firmas y 12 ratificaciones. La convención prevé controles y reducciones a través de una serie de productos, procesos e industrias donde se utiliza el mercurio, liberado o emitido. El tratado también se ocupa de la extracción directa del mercurio, la exportación e importación del metal y el almacenamiento seguro de los residuos de mercurio.

Puede descargar La evaluación mundial del mercurio del PNUMA (en inglés):
http://www.unep.org/PDF/PressReleases/REPORT_Layout11.pdf

Está disponible aquí la publicación Mercurio: tiempo de actuar (en inglés): http://www.unep.org/PDF/PressReleases/Mercury_TimeToAct.pdf 
Para más información, por favor contactar con:
Priscilla Castro
Oficina del PNUMA en Brasil 
Tel: +55 61 3038.9237 
E-mail: [email protected]