23 Mar 2018 Press release Ecosystems

Un pacto histórico para proteger a la turbera tropical más grande del mundo

  • El equivalente a tres años de emisiones globales de gases de efecto invernadero se almacena en las turberas de la cuenca del Congo.
  • La Declaración de Brazzaville busca implementar la coordinación y la cooperación entre diferentes sectores de gobierno para proteger los beneficios proporcionados por los ecosistemas de turberas.
  • El acuerdo es el comienzo de una profunda colaboración entre Indonesia, un país cubierto por vastas extensiones de turberas, y la cuenca del Congo.

Brazzaville, 23 de marzo de 2018 - La República Democrática del Congo (RDC), la República del Congo e Indonesia firmaron la Declaración de Brazzaville, una acción sin precedentes para proteger a las turberas tropicales más grandes del mundo, ubicadas en la región de la Cuvette Centrale, en la cuenca del Congo.

Hay mucho en juego en la protección de estas turberas: el equivalente a tres años de emisiones globales de gases de efecto invernadero se almacenan en la cuenca del Congo, emisiones que podrían liberarse si las turberas se degradan o si los humedales naturales son drenados.

La República Democrática del Congo y la República del Congo establecieron un acuerdo de colaboración transfronteriza que contempla la importancia del buen uso de la tierra y la planificación de infraestructura para preservar el futuro de estas valiosas turberas, que son del tamaño de Inglaterra y que apenas el año pasado fueron totalmente cartografiadas.

"La conservación y el desarrollo pueden ir de la mano. Lograremos conservar las turberas si priorizamos las necesidades de las personas que las habitan o dependen de sus servicios”, dijo Erik Solheim, Director Ejecutivo de ONU Medio Ambiente. “Podemos ayudar a los países a comprender mejor la naturaleza única de las turberas y planificar con mucho cuidado cualquier uso potencial ", añadió.

Las turberas son humedales que contienen una mezcla de material orgánico descompuesto, parcialmente sumergido en una capa de agua, sin oxígeno. Este ecosistema tiene una compleja biodiversidad y albergan una gran variedad de especies. Si se les drena, el alto contenido de carbono de las turberas las hace especialmente vulnerables a la incineración.

Tanto la República del Congo como la República Democrática del Congo están en proceso de planificación de concesiones económicas para la agricultura, la extracción de petróleo y gas y la tala. La explotación no regulada de las turberas podría ser potencialmente perjudicial para el medio ambiente y el clima, ya que podría liberar las emisiones de carbono que han estado capturadas allí durante milenios.

Por eso, en la Declaración de Brazzaville los países reconocen la importancia científica de haber cartografiado estas turberas tropicales, que son las más grandes del mundo.

"Las turberas se construyeron a lo largo de 10.000 años y pueden destruirse en cuestión de días si el uso de la tierra no es sensible a su naturaleza", dijo Tim Christophersen, Jefe de la Subdivisión de Agua Dulce, Tierra y Clima de ONU Medio Ambiente.

La declaración se firmó en el marco de la Tercera Reunión de Socios de la Iniciativa Mundial sobre las Turberas, que tuvo lugar en Brazzaville, República del Congo, del 21 al 23 de marzo de 2018. La reunión fue inaugurada por Clément Mouamba, Primer Ministro de la República del Congo, junto con Erik Solheim.

La reunión también fomentó una profunda colaboración entre los países de la cuenca del Congo e Indonesia, la nación del mundo con más experiencia en la gestión de la turba.

"Indonesia tiene una amplia experiencia en el manejo de turberas tropicales, tanto en términos positivos como negativos. Estamos ansiosos por compartir nuestra experiencia con los países de la cuenca del Congo y otros países a través de la cooperación sur-sur ", dijo Siti Nurbaya, Ministro de Medio Ambiente de los Bosques de la República de Indonesia. "El principio clave para la gestión de las turberas es mantenerlas húmedas".

"Destruir las turberas sería un grave ataque al Acuerdo de París y al clima. Necesitamos encontrar alternativas sostenibles, y las prácticas de gestión tradicionales son importantes ", dijo Arlette Soudan-Nonault, Ministra de Medio Ambiente y Turismo de la República del Congo. "Estamos tomando medidas con la Declaración de Brazzaville firmada hoy", añadió.

NOTA A LOS EDITORES 

Sobre el reporte “Humo sobre el agua”

“Humo sobre el agua” es una evaluación de respuesta rápida que analiza la ubicación de las turberas, la extensión, las amenazas y las políticas para administrarlas y protegerlas. El objetivo de este reporte, llevada a cabo en nombre ONU Medio Ambiente y basada en los esfuerzos de más de 30 contribuyentes, es crear conciencia sobre la importancia de las turberas del mundo y alentar medidas inmediatas para preservarlas.

Descargue el informe: En inglésEn francés

Sobre ONU Medio Ambiente
ONU Medio Ambiente es la autoridad ambiental líder en el mundo. Proporciona liderazgo y alienta el trabajo conjunto en el cuidado del medio ambiente, inspirando, informando y capacitando a las naciones y a los pueblos a mejorar su calidad de vida sin comprometer la de las futuras generaciones. ONU Medio Ambiente trabaja con gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y con otras entidades de Naciones Unidas y organizaciones internacionales alrededor del mundo.

Sobre la Iniciativa Mundial sobre las Turberas

La Iniciativa Mundial sobre las Turberas es un esfuerzo de expertos e instituciones líderes por salvar a las turberas y evitar sus emisiones a la atmósfera, ya que son las mayores reservas terrestres naturales de carbono.

 Para más información:

Unidad de Comunicación para América Latina y el Caribe, ONU Medio Ambiente, noticias@pnuma.org, +507 305-3182.