17 Jul 2019 Press release Sustainable Development Goals

Nuevo estudio identifica los 5 pasos necesarios para lograr un sistema alimentario sostenible

Washington, D.C., 17 de julio de 2019.- El sistema alimentario mundial debe transformarse urgentemente para abastecer en 2050 a una población mundial de 10.000 millones de personas sin destruir el medio ambiente, advierte un nuevo estudio.

El Informe sobre Recursos Mundiales: Crear un futuro alimentario sostenible revela que superar este desafío requerirá cerrar tres brechas: una "brecha alimentaria" de 56% entre lo que se produjo en 2010 y los alimentos que se necesitarán en 2050; una "brecha de tierra" de casi 600 millones de hectáreas (casi el doble del tamaño de la India) entre el área de tierra agrícola global de 2010 y la expansión agrícola prevista para 2050; y una "brecha de mitigación de gases de efecto invernadero" de 11 gigatoneladas, que comprende las emisiones esperadas de la agricultura en 2050 y el nivel requerido para cumplir el Acuerdo de París.

Para cerrar las brechas, el reporte insta a realizar ajustes significativos en la producción de alimentos, así como cambios en los patrones de consumo de la población, y proporciona a los responsables políticos, empresas e investigadores una hoja de ruta completa para crear un sistema alimentario sostenible, desde las tierras de cultivo hasta el plato.

“Millones de agricultores, empresas, consumidores y todos los gobiernos del planeta tendrán que hacer cambios para enfrentar el desafío mundial de la alimentación. En todos los niveles, el sistema alimentario debe estar vinculado a las estrategias climáticas, así como a la protección de los ecosistemas y la prosperidad económica", dijo Andrew Steer, presidente y director ejecutivo del Instituto de Recursos Mundiales.

“Si bien la escala del desafío es más grande de lo que se suele pensar, las soluciones que hemos identificado tienen un potencial mayor del que muchos esperarían. Hay razones para creer que sí podemos lograr un futuro alimentario sostenible", añadió Steer.

“La oportunidad de transformar el sistema alimentario no debe ser ignorada. Recompensar a los agricultores por producir alimentos más diversos y nutritivos de una manera mucho más sostenible ayudará a aumentar sus ingresos, crear empleos, construir sociedades más sanas, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y apoyar la recuperación de los servicios ecosistémicos esenciales", dijo Laura Tuck, vicepresidenta de Desarrollo Sostenible del Banco Mundial.

"La financiación pública debe ser examinada y, si es necesario, rediseñada para apoyar un uso más sostenible de los recursos naturales y alinear mejor la producción de alimentos con los Objetivos de Desarrollo Sostenible", agregó.

El informe fue producido por el Instituto de Recursos Mundiales en colaboración con el Banco Mundial, ONU Medio Ambiente, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y las agencias francesas de investigación agrícola CIRAD e INRA.

El estudio presenta un menú de soluciones para revisar la forma en que el mundo produce y consume alimentos, y garantizar un sistema alimentario sostenible en 2050:

  1. Reducir el aumento en la demanda a través de una disminución de la pérdida y el desperdicio de alimentos, el consumo de dietas más saludables y otras medidas;
  2. Aumentar la producción de alimentos sin expandir el área de tierra agrícola a través de un incremento en los rendimientos de los cultivos y la cría de ganado;
  3. Proteger y restaurar los ecosistemas naturales mediante la reducción de la deforestación, la restauración de las turberas y la vinculación de la producción con la conservación de ecosistemas;
  4. Aumentar el suministro de peces provenientes de la acuicultura y mejorar la gestión de la pesca silvestre;
  5. Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de la producción agrícola a través de tecnologías innovadoras y métodos de cultivo.

Muchos de los hallazgos del informe utilizan el nuevo modelo GlobAgri-WRR, que cuantifica hasta qué punto cada "elemento del menú" puede ayudar a aumentar la disponibilidad de alimentos, evitar la deforestación y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. El reporte también identifica una sólida serie de políticas, innovaciones e incentivos que pueden ayudar a replicar las soluciones.

“La tecnología será una de las claves del éxito de un sistema alimentario sostenible. Sin innovaciones importantes, no existe un potencial realista para superar este desafío”, dijo Tim Searchinger, miembro principal del Instituto de Recursos Mundiales y autor principal del informe.

"La industria ya está creando avances emocionantes, como alimentos que suprimen la formación de metano en los estómagos de las vacas. Necesitamos más financiación para la investigación y el desarrollo, y regulaciones flexibles que incentiven la innovación en el sector privado", añadió Searchinger.

"Este informe es claro sobre lo que está sucediendo en el sistema alimentario y las transformaciones urgentes que necesitamos hacer. Un tema que es evidente es cuánto está cambiando la ubicación de las tierras agrícolas, tanto entre países como dentro de las regiones. Estas modificaciones hacen que el desafío climático de la alimentación sea más difícil de resolver”, dijo Inger Andersen, directora ejecutiva de ONU Medio Ambiente.

“Como resultado, el mundo necesita vincular mejor los esfuerzos para aumentar el rendimiento agrícola, con la protección de los bosques y otras tierras silvestres”, agregó.

Cambiar los patrones de consumo, aumentar la productividad de los cultivos y el ganado, y mejorar la eficiencia de insumos como los fertilizantes puede reducir significativamente las emisiones y la demanda de tierra al tiempo que aumenta los ingresos agrícolas.

Para mantener el calentamiento global por debajo de un aumento de 1,5°C por encima de los niveles preindustriales, sería necesario hacer esto y todo lo incluido en el menú de soluciones, además de reforestar más de 585 millones de hectáreas (1.400 millones de acres), las cuales estarán disponibles con una mayor eficiencia de la demanda y la oferta.

"El llamado a la acción de este informe se puede resumir en tres palabras: producir, proteger, prosperar. Estos no son objetivos contradictorios”, dijo Achim Steiner, Administrador del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

“Es posible producir más alimentos en la misma cantidad de tierra agrícola que hoy, proteger los ecosistemas y hacer esto de una manera que garantice que los agricultores y otras personas puedan prosperar. Crear un futuro alimentario sostenible no será fácil, pero es posible”, añadió.

El nuevo informe contiene los resultados completos que sustentan la síntesis de Cómo crear un futuro alimentario sostenible, publicada en diciembre de 2018 en la COP24 sobre cambio climático, en Polonia.

NOTAS PARA LOS EDITORES

Sobre el Instituto de Recursos Mundiales (WRI)

El WRI es una organización global de investigación que abarca más de 50 países, con oficinas en Brasil, China, Europa, México, India, Indonesia y Estados Unidos. Los más de 700 expertos y personal de WRI trabajan en estrecha colaboración con los líderes para convertir las grandes ideas en acciones en el campo del medio ambiente, las oportunidades económicas y el bienestar humano. 

Sobre ONU Medio Ambiente

ONU Medio Ambiente es la autoridad ambiental líder en el mundo. Proporciona liderazgo y alienta el trabajo conjunto en el cuidado del medio ambiente, inspirando, informando y capacitando a las naciones y a los pueblos a mejorar su calidad de vida sin comprometer la de las futuras generaciones. ONU Medio Ambiente trabaja con gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y con otras entidades de Naciones Unidas y organizaciones internacionales alrededor del mundo.

Para más información, contacte a:

Keishamaza Rukikaire, jefa de Noticias y Medios, ONU Medio Ambiente.