17 Apr 2018 Press release Green economy

La reforma hacia un sector financiero sostenible comienza a dar frutos

Washington D.C., 17 de abril de 2018.– Las reformas al sistema financiero mundial en los últimos cuatro años han comenzado a dar resultados a favor del desarrollo sostenible y a respaldar la próxima ola de acción ambiental de nuestro tiempo, indica un informe de Naciones Unidas publicado hoy. 

El informe final de la Consulta de ONU Medio Ambiente sobre el Diseño de un Sistema Financiero Sostenible destaca las oportunidades para alinear el sistema financiero al desarrollo sostenible, así como las vías hacia el éxito. El informe ofrece signos reales de que el cambio hacia un sistema financiero sostenible está en marcha.

"Durante los cuatro años de operaciones de la Consulta hemos visto cómo la reforma del sistema financiero global se acelera a medida que los bancos, los inversores y los reguladores se dan cuenta de que deben avanzar, no solo para proteger a las personas y al planeta, sino también su rentabilidad", dijo Erik. Solheim, Director Ejecutivo de ONU Medio Ambiente.

"Esto es enormemente alentador, pero ahora tenemos que generar un movimiento global que ofrezca la financiación que necesitamos para brindar un mejor futuro para todos", añadió.

Evidencia de cambio

El equipo de la consulta, que completó su mandato de cuatro años en marzo de 2018, trabajó con los responsables de formular políticas, organizaciones internacionales, instituciones financieras y la sociedad civil para ayudar a poner las finanzas sostenibles en el centro del debate sobre el desarrollo.

Su informe final, “Revolucionando el mercado: Alineando el sistema financiero con el Desarrollo Sostenible”, concluye que la sostenibilidad se está convirtiendo en parte de la práctica habitual en las instituciones financieras y los organismos reguladores.

La emisión de bonos verdes creció de US$ 11 mil millones en 2013 a US$ 155 mil millones en 2017 -más de 1.000%-. La clave de este crecimiento ha sido la creación de oportunidades de mercado de parte de las autoridades públicas, incluidos los principales bancos de desarrollo. Sin embargo, tal progreso debe compararse en la escala del mercado de bonos global , que ronda los US$ 100 billones.

Las desinversiones en activos intensivos en carbono alcanzaron un estimado de US$ 5 billones en 2016, frente a las inversiones en carbón, petróleo y gas durante el mismo período, de alrededor de US$ 710 mil millones.

La acción nacional es crucial. En ese sentido, se ha desarrollo un número creciente de hojas de ruta ambiciosas sobre finanzas sostenibles, y el número y el alcance de medidas políticas para avanzar en la financiación sostenible ha aumentado. A fines de 2013, 139 políticas y medidas regulatorias estaban en vigencia en 44 jurisdicciones. Cuatro años después, el número de medidas ha aumentado a 300 en 54 jurisdicciones, con un aumento sustancial en las iniciativas a nivel de sistema.

Ha habido un notable crecimiento en iniciativas internacionales, como el G20 Green Finance Study Group (GFSG), copresidido por China y el Reino Unido, y cuya Seretaría hospeda ONU Medio Ambiente. 

El informe también advierte que los flujos financieros actuales todavía no están lo suficientemente cerca de entregar los billones de dólares necesarios cada año para financiar los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el Acuerdo de París.

Lograr el sistema financiero que necesitamos

Aunque el informe concluye que el capital está comenzando a fluir hacia un nuevo modelo de economía, advierte que en mayor medida continúa apoyando a “la vieja economía”.

"'Revolucionando el mercado’ muestra que el cambio sistémico es posible, pero es un asunto pendiente. Necesitamos más oleadas de acción para ver a tiempo los cambios necesarios", dijo Simon Zadek, codirector de la investigación. 

La participación de actores cada vez más influyentes, el crecimiento de poderosas coaliciones que apoyan la acción colaborativa, el cambio de enfoque hacia áreas como las finanzas digitales, los roles de las agencias de calificación y las plataformas clave de políticas, como el G20, apuntan a nuevas medidas.

"La mayoría de las iniciativas que están en marcha para acelerar el financiamiento sostenible, ya sea por bancos centrales, fondos de pensiones, agencias de calificación crediticia o compañías de seguros, hubieran sido simplemente impensables cuando esta investigación comenzó en 2014", dijo Nick Robins, codirector de la Consulta. "Esto debería darnos confianza de que la alineación del sistema financiero con el desarrollo sostenible es posible".

Aunque el mandato de la Consulta está cumplido, su trabajo para catalizar el cambio continuará a través de ONU Medio Ambiente, las Finanzas Sostenibles del G20 y las coaliciones para la acción como la Red de Centros Financieros para la Sostenibilidad, la Alianza por las Finanzas Digitales Verdes y el Foro de Seguros Sostenibles.

Notas para los editores:

Descargue citas, gráficos, datos, cifras adicionales y el resumen ejecutivo del informe en el sitio web de la Consulta.

Sobre la Consulta

ONU Medio Ambiente inició la Consulta sobre el Diseño de un Sistema Financiero Sostenible para fomentar las opciones de alinear el sistema financiero con los objetivos del desarrollo sostenible. El trabajo de la Consulta inició en enero de 2014 y se extendió por dos años adicionales a finales de 2015.

Ha publicado tres ediciones de su informe global: el primero en octubre de 2015, el segundo en octubre de 2016 y el tercero en octubre de 2017. “Revolucionando el mercado: Alineando el sistema financiero con el Desarrollo Sostenible” es su último informe global.

Para más información: 

Nader Rahman, +1 718 517 1684, [email protected], [email protected]