07 Dec 2018 Press release Cities and lifestyles

El sector de la construcción y los edificios tiene un rol clave en la reducción de emisiones

Katowice, 7 de diciembre de 2018 - Los gobiernos, las ciudades y las empresas deben hacer cambios drásticos para que el sector de la construcción y los edificios reduzca su huella de carbono en línea con los acuerdos internacionales, según un nuevo informe publicado hoy por la Alianza Global para los Edificios y la Construcción y elaborado por la Agencia Internacional de Energía (AIE) y ONU Medio Ambiente.

El Informe de estado global de 2018 - Hacia un sector de edificios y construcción con cero emisiones, eficiente y resiliente, destaca que las emisiones de los edificios y la construcción pueden haber alcanzado su punto máximo en los últimos años y haber comenzado a descender definitivamente gracias al aumento de la eficiencia energética en áreas como la calefacción, la iluminación y la cocina, y el uso de energías más limpias en oficinas y hogares.

También se están logrando mejoras en la eficiencia a través del uso de tecnologías de ahorro de energía como bombas de calor e infraestructuras de aislamiento, y el uso de materiales que consumen menos energía. Sin embargo, el informe subraya que el sector de los edificios, un gran motor de la economía global, todavía representa 39% de las emisiones totales de CO2 relacionadas con la energía y 36% del uso final de la energía.

"Los edificios son un impulsor clave de la demanda de energía, y los desarrollos dentro del sector, como la creciente aceptación de aires acondicionados, están teniendo un gran impacto en las tendencias energéticas y ambientales a nivel mundial", dijo el Dr. Fatih Birol, Director Ejecutivo de la AIE.  "Si no hacemos que los edificios sean más eficientes, el aumento en el uso de energía nos afectará a todos, ya sea a través de la falta de acceso a servicios de energía asequibles, la mala calidad del aire o facturas de energía más altas", añadió.

Es probable que el número de nuevos edificios crezca rápidamente en los próximos años, especialmente en África y Asia. Este rápido aumento pondrá a prueba el objetivo de mejorar la intensidad del consumo energético de 30% en los edificios para 2030, necesario para encaminar al sector hacia los objetivos del Acuerdo de París sobre cambio climático.

"Es fundamental que en los próximos dos años tengamos una transformación radical en la forma en que hacemos edificios y construcciones", dijo Joyce Msuya, directora ejecutiva interina de ONU Medio Ambiente. “Solo necesitamos observar las normas actuales y la calidad de muchos edificios para darnos cuenta de que podemos hacerlo mucho mejor. Necesitamos ser más exigentes en la construcción de edificios ecológicos y eficientes", agregó.

La inversión en eficiencia energética en edificios se ralentiza

El nuevo informe destaca una brecha emergente entre el gasto total en eficiencia energética, que aumentó poco más de 4% en 2017 a US$ 423 mil millones, y la inversión total en construcción y renovación de edificios, que va en rápido crecimiento. Esto indica una desaceleración en la tasa de inversión en eficiencia energética como porcentaje de la inversión total, en comparación con las tasas de crecimiento anteriores.

Un desafío emergente: la refrigeración

El informe alerta sobre una demanda energética cada vez mayor para sistemas de refrigeración y aire acondicionado vinculada con la mejora de los ingresos en los países en desarrollo y el aumento global de la temperatura como resultado del cambio climático. Esto se ha hecho evidente en las olas de calor que afectaron este año a muchas zonas del mundo.

El uso de energía para el "enfriamiento de espacios" ha aumentado 25% desde 2010 y ahora hay más de 1.600 millones de unidades de aire acondicionado en edificios de todo el mundo. Y crecimiento potencial es amplio: hoy en día, los mercados más grandes no se encuentran en los países más cálidos del planeta. Solo 8% de los 2.800 millones de personas que viven en lugares con temperaturas promedio diarias superiores a 25 grados centígrados tienen aire acondicionado.

Hay muchas maneras de proporcionar refrigeración a los edificios, y la entrada en vigor de la Enmienda Kigali al Protocolo de Montreal las Sustancias Agotadoras de la Capa de Ozono podría impulsar a una de ellas: la penetración global de los acondicionadores de aire que utilizan gases amigables con el clima. Esto debe ir de la mano con los esfuerzos para lograr niveles mucho más altos de eficiencia.

El poder de los planes nacionales de acción climática

La ampliación de los planes nacionales de acción climática, conocidos como Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC, por sus siglas en inglés), representa una oportunidad clave para abordar una amplia gama de problemas. Aprovechar este campo ayudaría a cerrar las brechas en las políticas y desencadenar una descarbonización más comprometida de los edificios y el sector de la construcción.

Actualmente, alrededor de 104 NDC mencionan acciones específicas para mejorar la eficiencia energética en edificios, los códigos de construcción y las certificaciones energéticas, aunque solo unos pocos NDC cubren la construcción y el "carbono incorporado" relacionado con la fabricación de materiales como el acero y el cemento utilizados para construir edificios en primer lugar.

Edificios resilientes y mejor preparados

Según el informe, los estándares de construcción deben evolucionar para reflejar la urgencia de edificios más resilientes al cambio climático y eventos extremos como tormentas, inundaciones, vientos de alta velocidad y temperaturas elevadas.

Un número cada vez mayor de administradores de activos inmobiliarios está mapeando los riesgos climáticos para sus edificios en los planes de adaptación comunicados a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Brasil, Burkina Faso, Kenia y Sri Lanka se encuentran entre los países que han incluido a los edificios en sus planes nacionales de adaptación.

El informe también cita varias iniciativas que podrían ayudar a mejorar el seguimiento rápido. Cerca de 500 compañías con billones de dólares en ingresos, incluidas varias empresas de propiedades, construcción, cemento y acero, se han unido a la iniciativa de Objetivos Basados en la Ciencia y alineado sus reducciones de emisiones con el Acuerdo de París. En septiembre, en la Cumbre Global de Acción Climática, el Consejo Mundial de Empresas Verdes lanzó su compromiso con los edificios carbono neutrales.

NOTAS PARA LOS EDITORES

El informe fue preparado por la Agencia Internacional de Energía y ONU Medio Ambiente.

Descargue el Informe de Estado Global 2018.

Sobre la Alianza Global para los Edificios y la Construcción

La Alianza Global para los Edificios y la Construcción, liderada por ONU Medio Ambiente, tiene como objetivo movilizar a todas las partes interesadas del sector para impulsar las acciones climáticas a favor de la construcción y los edificios eficientes, resilientes y sin emisiones.

Sobre la Agencia Internacional de Energía (AIE)

La AIE se encuentra en el centro del diálogo global sobre energía, y proporciona análisis autorizado a través de una amplia gama de publicaciones, datos y estadísticas. La AIE trabaja para garantizar energía confiable, asequible y limpia a sus 30 países miembros y más allá. Su misión está guiada por cuatro áreas principales de enfoque: seguridad energética, desarrollo económico, conciencia ambiental y compromiso en todo el mundo.

Sobre ONU Medio Ambiente

ONU Medio Ambiente es la autoridad ambiental líder en el mundo. Proporciona liderazgo y alienta el trabajo conjunto en el cuidado del medio ambiente, inspirando, informando y capacitando a las naciones y a los pueblos a mejorar su calidad de vida sin comprometer la de las futuras generaciones. ONU Medio Ambiente trabaja con gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y con otras entidades de Naciones Unidas y organizaciones internacionales alrededor del mundo.

Para más información, por favor contacte a:

Keith Weller, ONU Medio Ambiente, Jefe de Noticias y Medios, keith.weller[at]un.org

Merve Erdem, Oficial de Prensa de la AIE, +33 (0)1 40 57 65 54, press[at]iea.org

María Amparo Lasso, Jefa de Comunicación para América Latina y el Caribe, ONU Medio Ambiente. maria.lasso[at]un.org