10 Sep 2018 Press release Climate change

Actores no estatales y subnacionales ayudarían a reducir emisiones por hasta 2.2 GtCO2e, según nuevo reporte

NAIROBI, 10 de septiembre de 2018 - Actores no estatales y subnacionales han asumido un amplio espectro de compromisos para reducir emisiones de gases de efecto invernadero, con potencial para apoyar e incluso superar a los gobiernos en el logro de sus objetivos climáticos, según un nuevo reporte de ONU Medio Ambiente.

El informe calcula que las promesas de actores no estatales y subnacionales representan una reducción proyectada de entre 1.5-2.2 gigatoneladas de dióxido de carbono equivalente (GtCO2e) para 2030.

Esta exhaustiva evaluación fue presentada en vísperas de la  Cumbre Global de Acción Climática (GCAS), que reunirá entre el 12 y el 14 de septiembre en San Francisco, Estados Unidos, a líderes, científicos, empresarios y ciudadanos con el fin de forjar nuevas alianzas para acelerar la implementación de políticas que permitan mantener la temperatura media del planeta a menos de 2 grados centígrados, según lo estipula el Acuerdo de París.

Desde gobiernos municipales, estatales y regionales hasta empresas, inversionistas, instituciones de educación superior y organizaciones de la sociedad civil, los actores no estatales se están comprometiendo cada vez más con acciones climáticas audaces alrededor del mundo.

Se reconoce que estos esfuerzos son un elemento clave para alcanzar los objetivos globales de emisiones, al tiempo que la mayoría de los gobiernos nacionales se están quedando cortos en sus promesas para llevar adelante una mejor política climática.

 Sin embargo, aunque el reporte encuentra un alentador potencial en estas propuestas, también revela los desafíos relacionados con el monitoreo, la presentación de informes y la coordinación. La falta de participación de los gobiernos nacionales limita aún más el impacto global de estos compromisos en la reducción global de CO2.

La evaluación agregada de los compromisos globales muestra que el alcance y el ritmo de la acción climática de las entidades subnacionales ha aumentado a proporciones históricas en los tres años transcurridos desde el acuerdo de París. En total, el estudio examina más de 183 iniciativas de cooperación internacional y miles de actores no estatales, incluidas 6.000 empresas del sector privado, distribuidos en 7.000 ciudades y133 países. Mediante un análisis de distribución geográfica, sectorial y funcional, el informe revela un gran potencial obstaculizado por una implementación limitada.

"Las ciudades, los estados, la sociedad civil y el sector privado pueden ser el recurso que coloque al mundo en la cima en nuestra lucha para reducir las emisiones de CO2", dijo el director de ONU Medio Ambiente, Erik Solheim.

“El momento de la retórica política ha terminado. El mundo necesita urgentemente líderes con la valentía política para actuar. Los esfuerzos de los actores no estatales están aumentando, pero necesitan el compromiso del gobierno para cerrar la brecha de emisiones. Ha llegado el momento abordar nuestra nueva realidad climática”, señaló Solheim.

El estudio también enfatiza el creciente papel de los actores no estatales como incubadoras y aceleradores de nuevas estrategias para bajar emisiones. Los autores encontraron que cuando el sector carece de una estructura coordinada, las iniciativas individuales se vislumbran cada vez más como un campo de prueba para el desarrollo y la difusión de la tecnología

Los actores no estatales frecuentemente implementan acciones climáticas a través de una variedad de redes que evalúan y clasifican los compromisos e inventarios climáticos individuales o a través de coaliciones más amplias a nivel nacional o internacional. En las últimas dos décadas, el número de estas coaliciones ha crecido significativamente, a menudo en coincidencia con eventos climáticos internacionales clave.

Los sectores más comúnmente abordados por las coaliciones de actores no estatales corresponden a aquellos con alto potencial de mitigación, es decir, la energía, la industria, la silvicultura, el transporte, la agricultura y la construcción.

Los autores del informe enfatizan que para que los actores no estatales tengan éxito y ganen credibilidad, sus compromisos y su gobernanza deben seguir buenas prácticas en la acción climática: los participantes necesitan tener la capacidad de cumplir los objetivos, el liderazgo debe ser efectivo, la financiación sostenible y los objetivos bien definidos. Finalmente, la transparencia es crucial para permitir el monitoreo de la efectividad, la eficiencia y la credibilidad, sostienen.

  

NOTAS PARA EDITORES

Sobre el reporte

Bridging the Emissions Gap: The Role of Non-state and Subnational Actors es uno de los capítulos del Informe sobre la Brecha de Emisiones 2018, que será lanzado próximamente.

Descargue el reporte

 

Sobre ONU Medio Ambiente

ONU Medio Ambiente es la autoridad ambiental líder en el mundo. Proporciona liderazgo y alienta el trabajo conjunto en el cuidado del medio ambiente, inspirando, informando y capacitando a las naciones y a los pueblos a mejorar su calidad de vida sin comprometer la de las futuras generaciones. ONU Medio Ambiente trabaja con gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y con otras entidades de Naciones Unidas y organizaciones internacionales alrededor del mundo.

Para más información, contacte a:

María Amparo Lasso, Jefa de Comunicación para América Latina y El Caribe, ONU Medio Ambiente. [email protected]